DOLORES MENSTRUALES: CAUSAS Y TRATAMIENTOS

 

¿Qué los produce? ¿Cómo aliviarlos? ¿Y cuándo consultar a un especialista?

Quiero hablarles de un tema que afecta al 60% de mujeres: los dolores menstruales o comúnmente llamados cólicos. Estos pueden ser leves, moderados o severos y son producidos por la contracción intermitente del útero, que elimina su contenido, el endometrio, que se formó durante todo el mes para prepararlo para un posible embarazo. Y al no producirse, este sufre un proceso de descamación, ruptura de arterias y eliminación de la cavidad del útero. Este es el sangrado que vemos.

Los dolores leves son pequeñas molestias que casi siempre vienen acompañados de hinchazón y sensación de pesadez del vientre, la buena noticia es que pueden controlarse de una forma bastante sencilla como mantener caliente la zona del vientre puede ser con compresas, mantas, ropa abrigada, tomando agua aromática de manzanilla, canela, horchata, orégano, anís  o té verde bien caliente puede ayudar un baño de agua bien caliente, tomar una pequeña caminata o ejercicio y  mantener una dieta blanda libre de embutidos, granos, condimentos, gaseosas que aumentan el aire intestinal y con eso la hinchazón del vientre.

Los dolores moderados suelen aparecer los 2 a 3 primeros días de la menstruación e incluso un día antes, estos se sienten como calambres o punzadas en el vientre o a los lados en los ovarios. Vienen acompañados de debilidad en las piernas y espalda,  se pueden controlar  haciendo ejercicio liviano o regular, tomando un baño caliente y practicando técnicas de relajación como: yoga y meditación.

 

Los dolores severos son los que nos imposibilitan continuar con nuestra rutina diaria puedes experimentar desmayos, náuseas, vómitos, mareos, sudoración, diarreas o taquicardias, por lo que muchas veces nos obligan a quedarnos en casa por eso es inminente la visita y valoración de un médico o ginecólogo.

El término médico de estos dolores es “dismenorrea” y se dividen en dos tipos:

Dismenorrea Primaria: Cuando el dolor se presenta desde tu primera menstruación, es decir siempre fueron dolorosas. Y en su mayoría suelen tener un marco genético y hereditario.

Dismenorrea Secundaria: Es la que se presenta después de varios años de tener menstruaciones completamente indoloras. Esta debe ser estudiadas a profundidad, pues es probable que esté asociada a una patología subyacente, como: endometriosis, miomas, enfermedad inflamatoria pélvica, entre otras. Como suele ser severa y no puede controlarse, se recomienda visitar a un ginecólogo para que determine la causa del problema y finalmente el tratamiento adecuado.

 

 

 

Compartir:

Íntima Web