¿Cuándo debo ir al ginecólogo?

adolescente en su primera visita a la ginecóloga

Seguramente has escuchado sobre el Papanicolau y otros exámenes ginecológicos, pero la pregunta clave aquí es ¿Cuándo es el momento correcto de visitar a tu doctor? Aquí te contamos un poco sobre los exámenes de rutina que debes hacerte una vez que llegó tu primer periodo.

Ir al ginecólogo por primera vez

La primera visita al ginecólogo debe realizarse cuando ocurra la primera menstruación, entre los 10 a 15 años de edad, es recomendable que la paciente acuda en compañía de un representante mayor de edad y de confianza.

En esta primera visita se realizará una historia clínica detallada, un examen físico general donde el ginecólogo podrá investigar el desarrollo adecuado de los caracteres sexuales esperados a esta edad como aparición de vello púbico y axilar, desarrollo mamario, la integridad de los genitales externos y puede que considere hacer una ecografía pélvica donde se pueda evaluar el útero y los ovarios. En caso de que la paciente haya tenido relaciones sexuales realizará un examen especular para visualizar la vagina y cuello uterino y tomará una muestra para el Papanicolau o citología de cérvix.

¿Qué es el Pap?

El Papanicolau es una prueba que se le realiza a todas las pacientes que hayan tenido actividad sexual, se debe realizar una vez al año o hasta cada dos años, cuya finalidad es detectar cáncer de cuello uterino, siendo el precursor de esta enfermedad el Virus del Papiloma Humano. Esta prueba consiste en introducir un espéculo (instrumento metálico o de plástico) en la vagina el cual permite visualizar las paredes vaginales y el cuello del útero, pudiendo detectar infecciones genitales de diversa índole.

Una vez colocado el espéculo vaginal se introduce un hisopo en el cuello uterino y se hace una especie de “barrido” con una paleta de madera para tomar la muestra del Papanicolau. Este procedimiento debe ser indoloro y solo se debe sentir una incomodidad de presión al momento que se introduce el espéculo vaginal. Para mejorar la experiencia se recomienda no elevar las caderas ni apretar, manteniendo los músculos relajados de manera que no se experimenten molestias.

procedimiento de papanicolau

 

Adicionalmente en la consulta ginecológica, se realiza un examen físico completo que involucra verificar signos vitales, talla, peso, examen mamario, de abdomen y de genitales. Además, se evalúa desarrollo hormonal y se realizan recomendaciones sobre métodos anticonceptivos.


La visita al ginecólogo se debe realizar una vez al año empezando desde la primera menstruación o menarquia hasta la vejez, sin importar que la paciente sea activa sexualmente o no y sin que la paciente tenga síntomas ginecológicos necesariamente. Cuando adquirimos el hábito y la costumbre de ser examinadas por el ginecólogo una vez al año estaremos previniendo una gran cantidad de enfermedades como: Infecciones de transmisión sexual, trastornos de la menstruación, alteraciones hormonales, cáncer de cuello uterino, enfermedades del ovario y embarazos no deseados.

Ahora que ya estás informada, recuerda agendar y llevar un control de tus exámenes de rutina, cuidar tu salud íntima es clave para una vida sana.

¡Comparte esta nota en tus redes, para que más chicas como tú sepan de esto! Y no te olvides de visitar nuestro blog de chicas para más consejos e información útil.
Siéntete segura y cómoda con Íntima #TodasMenstruamos

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code

Ir arriba
Íntima Web