¿Cómo usar correctamente tus toallas sanitarias?

Toallas Sanitarias

Cuando se trata del cuidado íntimo hay muchas cosas que, por básicas que parezcan, debemos conocer a la perfección. Por eso hoy te enseñamos un poco más sobre las diferencias entre toallas y protectores y su uso correcto.

Las toallas higiénicas son artículos de uso femenino cuya función es absorber el sangrado o flujo vaginal con el fin de no manchar o dañar la ropa diaria. Se usa externamente entre la vulva y la ropa interior.

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiar las toallas sanitarias?

Es recomendable realizar un recambio de las toallas higiénicas y protectores diarios cada 3 a 4 horas. De esta forma, no predisponen infecciones genitales y no causarán mal olor ni irritación en los genitales.

Existe diversidad de toallas higiénicas que se adaptan a las necesidades de cada mujer, a la cantidad de sangrado, la ropa interior que usas, al momento de uso, diurno o nocturno y al confort que requieras.

Tipos de toallas higiénicas y protectores:

• Protectores diarios (flujo escaso): Diseñados con características similares a la toalla convencional pero más delgados y más pequeños y con una capacidad de retención de flujo limitado. Se pueden usar al inicio y finalización de la menstruación cuando el sangrado suele ser escaso. Se debe hacer un recambio del protector cada 3 horas para evitar malos olores, irritaciones o infecciones genitales.

• Toallas Normal (flujo regular): Tienen un rango medio de absorción, pueden tener alas que son prolongaciones laterales que sirven para fijar la toalla a la ropa interior y que no se mueva. Se debe hacer un recambio del protector cada 4 horas para evitar malos olores, irritaciones o infecciones genitales.

• Ultradelgada (flujo moderado): Es compacta, delgada, puede absorber más volumen de sangre que una toalla regular, también pueden tener alas para mayor fijación. Se debe hacer un recambio del protector cada 4 horas para evitar malos olores, irritaciones o infecciones genitales.

• Nocturna (flujo abundante): Son más largas y absorben mayor volumen de sangre, tienen alas medias y posteriores para fijación a la ropa interior, logrando evitar derrames mientras dormimos o realizamos otras actividades. Se debe hacer un recambio del protector cada 4 horas para evitar malos olores, irritaciones o infecciones genitales.

Las toallas Íntima te bridan comodidad y seguridad con su tecnología Hiper-Sec que permite distribuir rápidamente el flujo en el interior de la toalla, cubierta tipo tela de algodón con aloe vera y manzanilla para evitar irritaciones en la piel, un núcleo hiper absorbente que ayuda a gelatinizar el flujo y un adhesivo reforzado para mayor fijación al panty.

Recuerda la importancia de informarte con profesionales para que tu rutina de cuidado íntimo sea el correcto. Si quieres conocer más sobre nuestra ginecóloga da clic aquí y descubre su bio.

No te pierdas otros tips y consejos en nuestro blog de chicas. ¡Visítalo ahora!

¡No tengas miedo! #TodasMenstruamos

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code

Ir arriba
Íntima Web