ALIMENTACIÓN Y TIPS PARA CADA FASE DE TU CICLO

Las mujeres tenemos cambios hormonales durante nuestro ciclo menstrual, que desempeñan un papel crucial en nuestro estado físico, emocional, y apetito. Pero tranquila, aquí te enseñaremos a entenderlos, y a utilizar tu dieta para aliviar y manejar los síntomas de tu período, como: los cólicos, la hinchazón y los cambios de humor.

Un ciclo menstrual tiene una duración habitual de 28 días, y consta, además de la mentruación, de 3 fases: fase folicular (pre ovulatoria), ovulatoria y lútea.

Menstruación: Añade nutrientes y confort.

Las hormonas disminuyen, por lo que te sentirás cansada, débil y sensible al dolor, y retendrás líquidos.Lo ideal es que comas alimentos con fibra, como: legumbres, frutas y cereales integrales; y ricos en omega 3 y potasio (antiinflamatorios), como: salmón, guineo, sandía, jengibre, huevos. Además, aprovecha para descansar y relajarte. Tip: Toma té de manzanilla, relajará tus nervios y tu útero.

Fase Folicular: Comida fresca y ligera

Esta fase ocurre entre la menstruación y la ovulación. Se incrementa la secreción de estrógenos, y con ellos, la sensibilidad a la insulina, por lo que los carbohidratos son fácilmente utilizados por el músculo, elige en especial los integrales. Incorpora también comidas ligeras y frescas, como: ensaladas. Además, tendrás más energía, por lo que es el mejor momento para ejercitarte. Tip: Evita consumir grasas.

Fase Ovulatoria: Incluye fibra

Se produce una bajada del estrógeno y de la testosterona, y un aumento de la progesterona, por si el óvulo se fertiliza. Te sentirás con hambre, un poco constipada y con menos energía. Por lo que deberás comer alimentos ricos en fibra, como: verduras crudas y frutas para mantener los intestinos en movimiento. Tip: Come regularmente para mantener estable el azúcar en sangre y evitar cambios de humor.

Fase Lútea: Date gustos (de calidad)

Comienza justo después de la ovulación y ocurre hasta el día anterior de que comience el siguiente periodo. Los niveles de estrógenos se encuentran en su punto más bajo. Por ello, elige los carbohidratos complejos, que nivelen las hormonas, como: el arroz, la pasta o el pan, en sus formas integrales. Y aprovecha para darte un gusto, pero que sea bajo en azúcar, como: el chocolate negro.

Compartir:

Íntima Web